Inventarios de Carbono Forestal en el Darién
logo foro sostenibilidad
unitwin ca mcgill sp copy
banner-1 banner-2
preload image preload image

Mas del 50% de los bosques maduros de Panamá se encuentran en tierras ancestrales indígenas. Estos bosques juegan un papel crítico como sumideros de dióxido de carbono (CO2), un gas de efecto invernadero (GEI) reconocido como uno de los principales causantes del calentamiento global. Desde el 2007, se viene ventilando en foros internacionales, principalmente en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), la creación de un mecanismo de mitigación de cambio climático conocido como “Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques” (REDD+). Este mecanismo, el cual ya ha sido adoptado en la CMNUCC, pero que todavía se encuentra en fases preparativas, permitirá que los países industrializados inviertan en proyectos de conservación, enriquecimiento y manejo sostenible de bosques en países en vía de desarrollo. Al cuidar de los bosques y mantenerlos en pie, se protegen y crecen estos importantes reservorios de carbono y se reducen los impactos del cambio climático.

REDD+ es un mecanismo complejo y polémico. Sus implicaciones ambientales, económicas, sociales y culturales han sido ampliamente debatidas. En el caso de los pueblos indígenas de Panamá no existe un consenso con respecto a participar o no del mecanismo. Sin embargo, en algunos territorios las autoridades han optado por determinar cuanto carbono contienen sus bosques. Al contar con esta información, al menos disponen de la opción de eventualmente participar de REDD+ si determinan que el mecanismo genera mayores beneficios que perjuicios.

Las autoridades del Congreso General de Tierras Colectivas Emberá y Wounaan (CGTCEW) impulsaron en el 2014 una iniciativa para realizar un inventario del carbono forestal que contienen sus territorios en el Darién de Panamá. Este proyecto cuenta con el apoyo financiero del Fondo Cooperativo para el Carbono del Bosque (FCPF por sus siglas en inglés) del Banco Mundial y es administrado por la Organización de Jóvenes Emberá y Wounaan de Panamá (OJEWP). Han gozado del apoyo técnico de la organización, Environmental Defense Fund (EDF), y del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) y la Universidad McGill.

Como parte del proyecto se capacitaron a mas de 25 técnicos Embera y Wounaan, y con el apoyo de los investigadores y técnicos de STRI y McGill, realizaron inventarios forestales en 30 parcelas de una hectárea en cinco territorios de las Tierras colectivas Embera y Wounaan. Con los datos recabados, se pretenden realizar estimados de la cantidad de carbono que contienen los diferentes tipos de bosque en la región, al igual que producir mapas que muestran la variación de carbono a lo largo de estas áreas.

   

unnamed-4 copy unnamed copy